Saltar al contenido

¿Como ayudar a tus hijos en la pre-adolescencia?

La pre-adolescencia representa la etapa en la cual los niños dan un paso adelante hacia la adolescencia y en la misma se producen una serie de cambios que deben ser manejados con cuidado.

Padres adolescencia

Este momento previo a la adolescencia suele comenzar entre los 10 y los 12 años de edad, extendiéndose hasta los 14 y suele ir acompañado de deseos de libertad y desprendimiento.

Durante esta etapa tus hijos comenzarán a cuestionarse todo lo que los rodea, especialmente las relaciones de autoridad y también querrán tomar sus propias decisiones.

Asimismo, durante la pre-adolescencia tienden a formar grupos de amigos que poco a poco se van convirtiendo en su mundo, llegando a desplazar incluso a la familia.

La pre-adolescencia puede ser todo un reto tanto para los padres como para los niños, es por esto que ante la inevitable llegada de esta etapa te daremos algunos consejos sobre cómo ayudar a tus hijos en la pre-adolescencia

Cómo ayudar a tus hijos en la pre-adolescencia

  • Hora de establecer límites: con la llegada de la pre-adolescencia es necesario establecer límites. Es importante mantener la autoridad y la firmeza, sin crear un ambiente hostil.

Asimismo, en esta etapa comenzarán las primeras salidas con los amigos, los deseos de cambios de apariencia radicales, la tendencia a seguir las modas que son populares para el momento. Frente a esto es fundamental establecer límites y restricciones claras, sin dejar de lado la posibilidad de negociar.

  • Trata de comprenderlos: si quieres saber cómo ayudar a tus hijos en la pre-adolescencia lo principal es tratar de comprenderlos. Esta etapa es de muchos cambios por lo que debes tratar de mantener la mente abierta para atender sus inquietudes.
  • Apoyo y guía: lo que más necesitan tus hijos durante su etapa de pre-adolescencia es apoyo. Asimismo es importante hablar con ellos para guiarlos sobre lo bueno y lo malo de la vida.

Es importante tener charlas sinceras con los hijos y escuchar sus inquietudes. También es pertinente sostener conversaciones sobre temas que se han convertido de su interés para de esta manera estar actualizados con lo que viven los jóvenes.

  • Utiliza actividades extra: en esta etapa, los hijos son vulnerables a influencias externas, por esta razón uno de los mejores consejos sobre cómo ayudar a tus hijos en la pre-adolescencia es valerse de actividades que ocupen su tiempo y energía.

Si bien no se trata de recargarlos de actividades, es buena idea apuntarlo a actividades de su interés que le permitan además de explorar sus talentos, mantenerse distraídos y centrados.

  • Respeta su privacidad: no se trata de abandonar la supervisión paternal, sin embargo, durante la pre-adolescencia es normal que tus hijos deseen tener un espacio reservado o que deseen compartir determinada información solo con sus amigos.

Frente a esto es importante mantener la supervisión, pero siendo cuidadosos que tus hijos no sientan que invades su privacidad.

Es recomendable dejar algunos espacios para que experimente, así como por ejemplo en su vestimenta, siempre que no sea algo fuera de los límites. De igual manera, las conversaciones e interacciones con amigos deben respetárseles como algo privado.