Saltar al contenido

Cuidado del cuerpo: Cómo obtener una buena figura

Cada vez existen más fórmulas para evitar el quirófano o el bisturí, solamente creando hábitos sencillos y eficaces, que lo único que requieren es constancia y disciplina.  Uno de los métodos es el de perder peso, comiendo solo lo que tu cuerpo necesita.

Una alimentación rica en antioxidantes, no únicamente sirve para evitar enfermedades, sino para evitar el envejecimiento. Se debe tener en cuenta el control de tu apetito, evitando la comida chatarra y bebiendo 2 litros de agua al día como mínimo.

buena-figura

Recomendaciones para obtener un buen cuerpo

Caminar es el mejor ejercicio para bajar de peso, aparte de correr; por otro lado investigaciones y estudios han mostrado que a una velocidad mayor de 8 kilómetros por hora (5 millas por hora), caminar quema más calorías que correr.

La toma de líquidos trae  muchos beneficios como obtener una piel sana, limpia y sin arrugas. Este método es  recomendado en la mayoría de las dietas, principalmente porque elimina el apetito, mejora el rendimiento físico, y te mantiene despierto y lúcido, por lo que nos ayuda a recuperar eso que perdimos.

Ejercicio y  buena alimentación, una gran combinación

El entrenamiento nos brinda al cuerpo, mente y alma la estabilización que necesita, opera cambios en el cerebro de la persona hacia direcciones más positivas, aumenta la circulación del mismo, haciendo que el individuo esté más despierto y alerta, mejorando los procesos del pensamiento.

La nutrición es un factor importante en el cuidado del cuerpo, el ingerir frutas y verduras facilitan la eliminación de toxinas de nuestro organismo y nos ayudan a mantenernos bien hidratados, además que son fuentes exclusivas de vitaminas, antioxidantes, y ricas en fibra.

Disciplina y constancia

Mantener tu buena alimentación y tu rutina de ejercicio es indispensable para mantener una figura joven y moldeada, no salirte de la dieta puede ser todo un desafío si no te mantienes firme.

Ejercicio aeróbico la mejor forma de eliminar la grasa abdominal

En definitiva uno de los males más grandes del ser humano es la grasa que se acumula en la zona abdominal, y es que ciertamente es la más difícil de eliminar y debido a ello siempre se está en la búsqueda de la forma más rápida para poder hacerlo.

Según un estudio de la Universidad Duke en Estados Unidos, la mejor manera de lograr este objetivo es el ejercicio aeróbico, pues es mucho más eficiente que cualquier tipo de entrenamiento de resistencia.

ejercicio-aerobico-quemar-grasa

Otras patologías

Además del daño externo, que es la malformación de la estética corpórea, la grasa del abdomen que concentra en órganos internos que contribuyen a la aparición de determinadas patologías como el cáncer, la diabetes y otros problemas cardíacos.

Por si fuera poco, este exceso de grasa daña también órganos vitales y de esta manera altera la función de cada uno de ellos. Para una persona adulta los límites ideales de grasa visceral pueden ser calculados con una simple cinta métrica y se tiene como parámetros una medición de 94 cm de cintura para los hombres y 80 para las mujeres.

Efectos del ejercicio

En el análisis se contó con la participación de 196 personas que poseían sobrepeso y fueron entrenadas durante ocho meses. Los 196 se dividieron en tres grupos, el primero realizó ejercicio aeróbico, el segundo resistencia y el tercero una combinación de los anteriores.

Los resultados fueron notorios, aquellos que practicaron ejercicio aeróbico como correr todos los días, quemaron 67% más calorías que quienes tuvieron una rutina de resistencia, a su vez redujeron la resistencia a la insulina, así que si tu objetivo es bajar de peso, ya sabes que realizar.

Ejercicios aeróbicos para bajar de peso

Cuando se trata de bajar de peso ya se comprobó que los ejercicios aeróbicos son la mejor opción pero puedes duplicar su efecto manteniendo una dieta saludable y baja en calorías, consulta con tu entrenador para que elijas una dieta que mejor se adapte a tus necesidades.

Riesgos de las dietas sin ejercicios

Una de las metas más importantes en la actualidad es lucir un cuerpo escultural, tal y como vemos en anuncios publicitarios, pero el riesgo que conlleva una dieta es más alto que la recompensa si no se hace adecuadamente.

La limitación de alimentos con carbohidratos, proteínas o azúcares sin ejercicios puede llevarnos a lucir el cuerpo delgado que tanto deseamos, pero a cambio de esto se paga un alto precio en salud, porque disminuyen las defensas naturales del cuerpo, haciendo que se debilite.

Riesgos-dieta

La clave es: “el equilibrio”

El motivo por el que muchas personas bajan de peso en una dieta y luego lo recuperan (efecto rebote), se debe a que no cambian los hábitos alimenticios al final de ésta. El cuerpo necesita cierta cantidad de potencia, la cual se obtiene consumiendo alimentos ricos en carbohidratos (evita las pastas y las patatas) y proteínas (carnes magras), pero si consumimos más de lo necesario el organismo lo almacena en forma de grasa.

Para poder deshacernos de las molestas libras de más, es necesario abandonar la vida sedentaria y hacer ejercicio, provocando de esta manera que el cuerpo no almacene energía y pueda consumirse completamente la necesaria.

Consecuencias de las dietas

La flacidez es una de las consecuencias principales si solo se evita algún tipo de comida como las carnes rojas, sin mencionar que puede existir debilidad si nuestra dieta principal trata de evitar las proteínas; además puede existir: cansancio, dolor de cabeza o incluso sufrir de problemas cardíacos.

Lo mejor es consumir todo tipo de alimentos moderadamente, esto acompañado de ejercicios, obteniendo de manera correcta y duradera el cuerpo espectacular que tanto anhelamos.

Ejercicios y dieta de la mano

Este es el equilibrio adecuado para nuestro cuerpo, sobre todo si quieres bajar de peso ya que los resultados son increíbles, en general te sentirás con mucha más energía y bienestar general, tu piel lucirá mejor, tu cabello y sin duda quemaras grasa con mucha facilidad al equilibrar la dieta y los ejercicios.